CORRIENDO POR EL MUNDO

El 7 de mayo se cumplieron 30 años para Luis Migueles. Desde allá, desde Praga, Checoslovaquia, la marca sigue intacta. El 14 de junio, pero esta vez desde Bratislava, otro de sus registros cumplió también, treinta años. En 1984, en Santiago de Chile, consiguió la mejor marca del mundo en juveniles. Su más antigua, la que cumplió 32 años.

Luis Migueles en Revista Desafios

Luis Migueles batiendo records que hoy perduran.


Bajo techo, al aire libre, a miles de kilómetros, con frío, con calor, en juveniles y mayor de edad. Contra todo esto tuvo que luchar Luis Migueles, ex deportista olímpico, para cumplir su sueño de recorrer el mundo corriendo. Algo que se propuso desde niño y que pudo hacer realidad.

“La Pantera”, cuando era un nene hacia todo tipo de deportes allá en San Salvador, Entre Ríos, su pueblo. Su entrenador de fútbol lo llevó a él y a sus compañeros más rápidos a una carrera de 5 kilómetros. Fue y abandonó porque tenía un mal estado físico. Lejos de apartarlo de las carreras y gracias a su fuerte personalidad, no se permitió quedarse en el abandono. Se entrenó con sus amigos y consiguió finalizar la carrera al mes siguiente y luego de un año logró ganarla. Ese mismo año, en un campeonato colegial, ganó los 1500 metros y fue cuando se decidió por este deporte. Dejando todos los demás.

-Una de las cosas que había notado, es que con el atletismo podía viajar. Imaginate para una persona del interior ya venir a Buenos Aires es como… ¡y más ir a chaco, a Jujuy!… te parecían cosas que vos por sí sólo no las podías hacer.

Y así comenzó su recorrida. Con 19 años logró su marca más relevante tanto a nivel personal como mundial en Santiago de Chile. Como siempre en sus carreras, Luis arrancó al frente, no especuló y se propuso pasar la primera vuelta en un tiempo determinado y continuar de esa manera. Así fue, como él dice, se ve que ese año los keniatas no corrieron tan rápido, porque en 1 minuto 47 segundos y 14 centésimas completó primero los 800 metros coronando la mejor marca del mundo en categoría juveniles. Terminó, sin esperarlo, como número uno en el ranking mundial en el año 84. Este año se cumplen 32 años de esa marca. Marca que todavía no fue superada acá en Argentina.

Dos años después siguió corriendo para escribir su historia. El 7 de mayo de 1986 fue récordman Argentino adulto en Praga¸ Checoslovaquia. Un mes después compitió en Bratislava y consiguió otro récord. Pero este no fue tan fácil.

Tres días antes de esta competencia corrió 800 metros en Ostrava. En plena carrera el grupo iba compacto porque salieron muy despacio. Cuando estaban por terminar la carrera muchos quisieron dejar todo en los últimos metros. Alguien le tocó los talones y tiró a casi todos los que venían delante de él. Esto le sirvió como experiencia para que en Bratislava arranque bien adelante. Lo logró, terminó cuarto en el Grand Prix y logró el tan ansiado tiempo que le permitió estar entre los 40 mejores del mundo en esa época. Este año se cumplen 30 años de ambas marcas. Marcas que todavía no fueron superadas acá en Argentina.

Luis vivió, en pleno apogeo del comunismo, cuatro años en Praga, viajó a Moscú en varias ocasiones y también estuvo unos meses en Atenas en donde conoció uno de los mejores centros deportivos según su parecer. Después de tantos años viviendo en Europa, volvió a Argentina pero no veía la idea de quedarse acá. Vendió todas sus cosas y se volvió a Europa. Aprovechó el pasaje que tenía para competir en Francia y después se fue a vivir a Madrid por tres años.

Luis Migueles en Revista Desafios

Luis Migueles hoy es entrenador continuando con su pasión.


-Praga fue sin dudas uno de los lugares que más me gustó. Y más lejos, el mundial de Tokio. Yo conocí casi todo el mundo corriendo entre mundiales y campeonatos panamericanos. Siempre viajábamos. Tenía algo increíble, miraba a principio de temporada dónde iba a ser el mundial y qué marca pedían y trabajaba para eso. Buscaba que ese sea el premio del año.

La rotura del tendón de Aquiles puso fin a esta maravillosa carrera. A la que se suman también récords de 800 y 1000 metros bajo techo y 800 metros sub 23. Si bien él dejó de competir, su nombre sigue vigente en las pistas del país y del mundo. Hoy en día Luis es profesor en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), tiene dos running teams con un total de 80 alumnos y está a cargo de los juveniles de la selección de atletismo.
En estos días viajará a Mendoza con su club y alumnos para que compitan en una Copa de Clubes. Pasaron muchos años desde su primer viaje y hoy puede decir que consiguió lo que quería. Viajar y correr.

MIRÁ LA NOTA EN REVISTA DESAFÍOS DIGITAL

- IR A ISSUU.COM -

Autor Federico Cortes

Redactor y editor de Revista Desafíos. Community manager de Revista Desafíos, FC Producciones, El Desafío Cross Trail y Maratón de Montaña. Periodista.

Lee además

Maria Jose Rutilo

MARÍA JOSÉ RUTILO: “HAY TANTO POR HACER”

Seguramente muchos de nosotros pensamos parecido a ella o algunas de nuestras ocurrencias se conectan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *