CRISTIAN GORBEA DESPUÉS DEL M21 ECO CROSS: “ME LLEVO UNO DE LOS MEJORES RECUERDOS DEL CIRCUITO 2017”

Por Cristian Gorbea 

Todas las carreras tienen un sabor particular cuando las recordamos. El M21 Eco Cross lo tendré en mi memoria como un evento en donde las sierras y el sol formaron un combo insuperable.

Cristian Gorbea primer puesto en los 21k, categoría mayores 56 años.


Todas las carreras tienen un sabor particular cuando las recordamos. El M21 Eco Cross lo tendré en mi memoria como un evento en donde las sierras y el sol formaron un combo insuperable.

Todo comenzó cuando Fernando y Fede Cortés me invitaron a participar de la competencia y de la previa, en donde podía presentar el libro “Un Sendero Equivocado” y dar una charla sobre la experiencia en el Champaquí. Enseguida, les dije que sí. ¿Quién puede resistirse a pasar un gran fin de semana entre amigos y kilómetros?

Apenas llegamos a la Sierra, quedamos maravillados con el aire puro y el verde del campo apenas a unas horas de auto de Buenos Aires y a solo 15 minutos del centro de Mar del Plata. El sábado compartimos empanadas, mates y anécdotas en la acreditación, bajo un cielo azul impecable, sin nubes. La buena onda flotaba en el lugar y se respiraba buena energía.  Hubo yoga, meditación y más rondas de mates.

El día siguiente amaneció fresco y nubladito, ideal para correr. La largada era a unos 6k del centro del pueblo, tomando un camino de tierra que entraba en una estancia con conceptos ecológicos y reciclables.

Todas las distancias (6, 10 y 21k) largaron a las 10.00, bajo el inflable que nos deseaba suerte. Había gente que debutaba en la distancia larga y también algunos veteranos; siempre me maravilla esa sensación previa. Esos minutos bajo el inflable en donde todos nos sentimos un solo corredor. La mayoría no va a competir contra otro, sino a desafiarse y encontrar la mejor versión de uno mismo. Correr, es una actividad solitaria que se practica en equipo y, cuando damos la primera zancada, entramos en otro mundo. Un mundo en donde el desafío físico y la energía mental se unen para  dar el paso a paso necesario en cada momento.

Largamos todos después de una rigurosa cuenta regresiva (¡Un clásico!) y comenzamos a recorrer caminos de tierra, saltar tranqueras y tomar senderos. Hubo subidas y bajadas, viento en contra furioso en los filos, campos arados y cosechados, más tranqueras y alambrados que cruzar, una bajada técnica con piedras grandes y buenas posibilidades de darlo todo.

Largué sin reloj porque me lo había olvidado en casa, así que fue todo a pura sensación, preguntando cada tanto la distancia recorrida y el tiempo sólo para calcular cuánto faltaba hasta el puesto de abastecimiento. En el 6 y el 14 me hidraté y comí algo para seguir. Siempre me sentí entero y dando mi 100%. Fui acompañado muy de cerca por la que terminaría segunda en la general de mujeres.

Llegamos al último tramo que empalmaba la ruta 226 y corrimos por el costado en un plano que permitía darlo todo. Entramos en el pueblo, para volver a salir a la sierra y ahí es cuando empiezo a escuchar por los parlantes que la llegada estaba cerca. Tomamos una tremenda bajada, luego doblo a la izquierda y veo el inflable en el cual habíamos estado un par de horas antes. Último esfuerzo, veo de reojo el reloj de la organización que marca 1:59:11… ¡Vaaaamos todavía, menos de dos horas!

Cristian Gorbea cruzando el arco de llegada en el M21 Eco Cross 2017.


Llego y Sebastián me saluda y abraza, lo mismo que Fer y Fede y todos los de la organización. ¿Qué  se siente cuando uno termina? La felicidad en una de sus formas más bonitas: lo dimos todo.

Como postre, llegué 18 en la general y 1° en la categoría. Tremenda copa y campera Athix. Y lo más importante, me llevo uno de los mejores recuerdos del circuito 2017. La Eco Cross M21 es una cita impostergable para el 2018.

¿No leíste qué pasó ese día en el Cerro Champaquí? Leelo acá:

- Un Tigre en la Quebrada -

¿Qué te pareció la nota?

- TE ESPERAMOS EN LOS COMENTARIOS -

Lee además

MARÍA JOSÉ RUTILO: “HAY TANTO POR HACER”

Seguramente muchos de nosotros pensamos parecido a ella o algunas de nuestras ocurrencias se conectan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *