CORRER ES LOMAS

Los running teams son una de las formas más modernas de hacer deporte. Gente de distintas edades y con distintos objetivos. Algunos buscan entrenamientos para obtener buenos resultados en las carreras, otros, tan sólo generar continuidad en el entrenamiento, también están los que buscan despejar la cabeza y desenchufarse por un rato de la vida agitada que llevan. En esta edición hablamos con Diego Sigal, entrenador y director deportivo de Correr ES LOMAS, ubicado en el Parque de Lomas de Zamora.

Correr es LOMAS

Grupo de entrenamiento Correr ES LOMAS en el Raid Columbia 2016.


¿Cuándo arrancaste con el running team?

Arranqué allá por el 2008. En su momento era sede de Marcelo Linck, de Palermo. Como no teníamos en Lomas de Zamora me asocié a él, para poder armar algo acá; porque yo viajaba a Palermo, trabajaba allá y entrenaba allá. Entonces me dijo: si, vamos a empezar. Hicimos la formación y todo el grupete, empezó a poner todo en la página, a fomentar un poco para ese lado, y después, de a poco, yo generé mi propia página, para hacerme fuerte acá en la zona. Porque de Palermo a que me conozcan de Lomas era muy complicado, y de a poquito, habré estado con un alumno seis meses aproximadamente, como un personalizado, hasta que cayó otro y después otro y otro. Hasta que bueno, del 2008 ahora ya estamos en 61, dependiendo la temporada y demás.

¿Cómo fue el comienzo?

Siempre creciendo, escuchando a la gente, viendo sus necesidades. En un principio arrancamos con un tipo de entrenamiento más principiante y, a medida que iba subiendo la gente, más personalizado. Entrenamientos más fuertes. Dentro de ellos implementamos la aventura y la calle, entre otros. Abrimos un abanico de posibilidades para la gente que, básicamente, fue lo que pegó y por ahí me diferenció de otros pequeños grupos que hay en la zona. Grupos que son más específicos para atletismo o rendimiento más extremo, que por ahí la gente acá viene y disfruta un poco más lo social y acompaña la actividad.

El running creció mucho a partir de estos últimos años, vos ¿a qué crees que se debió tanto crecimiento? Y ¿por qué los grupos de entrenamiento se hicieron tan fuertes?

Yo creo que fue una tendencia que vino a la Argentina hace más de quince años, que arrancó el tema del running y procedió más en Capital y otros países y de a poco se fue metiendo en nuestra cultura. Creo que el crecimiento se dio básicamente por un tema de salud. La gente se fue dando cuenta que por distintos motivos se tenía que empezar a cuidar y explayarse un poco más, y encontró en el running un psicólogo de la calle. Una diferente manera de abrir la cabeza, y gustó.

La gente encuentra en estos grupos toda la parte de motivación social, que viene con diferentes tipos: está el que se separa, el que se siente solo, el que necesita compartir, el que está desbordado de laburo y necesita un importante cable a tierra, gente que necesita estar contenido por un grupo, divertirse y generar esos vínculos en la sociedad. Por ahí va un poco el tema, más allá de los objetivos de cada uno que pueden ser iguales o diferentes. Va por ahí el crecimiento, la gente necesita y está buscando fortalecer el tema de la salud, sumado a divertirse, salir y compartir. La naturaleza, el aire, los viajes, la verdad que se ve eso.

Correr es LOMAS

Correr ES LOMAS en unas salinas increíbles.


¿Suelen viajar juntos a distintas carreras?

Genero viajes a cualquier lado y veo la cantidad que se suma. Vamos a muchas carreras, en Pinamar, por ejemplo, puedo meter 52 personas, viajamos 24 al Raid de los Andes, y siempre somos más. Cada nuevo viaje se me complica el hospedaje, el alimento para todos, el traslado… es toda una logística. Pero es linda, me gusta.

¿Siempre estuvieron en el parque? ¿Por qué lo elegiste?

Arranqué en su momento en La Veneciana de Pavón, en el 2008. Corríamos hasta la plaza Laprida, pero era mucha calle, muy duro. Y el parque todavía no estaba bien. Enseguida vinimos para acá (NdR: al Parque de Lomas de Zamora), lo empezamos a mirar con un poco más de cariño, vimos que empezaron a hacer pequeños detalles para mejorarlo. Y la verdad que creció un montón y está muy cuidado hoy por hoy. Se preocupan mucho por el mantenimiento y entonces nos abocamos acá al 100%. Tenemos seguridad; un estacionamiento propio que te permite no estar lidiando con los coches; diferentes circuitos, diferentes trabajos de fuerza, podemos hacer varias actividades y la gente ya lo conoce y se mueve bien.

De a poco la gente se traslada un poco más del centro de Lomas, de Adrogué, de Lanús o de Banfield porque en la zona quedamos muy pocos lugares con espacios verdes grandes, donde se pueden entrenar. Esta Finky, uno en Santa Catalina… pero son lugares chicos, acá tenemos circuitos de 1500 de 3000 metros en pista de atletismo. Baños, bebederos, tenemos varias comodidades.

¿Qué tipo de alumnos encontramos en tu team?

Gracias a dios siempre estuvo abierto el abanico, tengo de 76 años, hasta 18, 17, bastante variado. Estudiantes, universitarios, empresarios, un surtido muy lindo de gente y no está centrado en chicos ni en grandes. Hay diversidad y a la gente le gusta a su vez eso porque tiene muchas formas de pensar, diferentes actividades, opiniones, se hace muy homogéneo el grupo. Está bueno.

Correr es LOMAS

Hidratando el cuerpo. Correr es LOMAS.


Son prácticas que si las agarras de pibe y tenés la disciplina de no soltarlas, te va a beneficiar no sólo en el cuerpo sino en la mente, porque fundamentalmente debe focalizarse, nuestra mente en general vaga por el pasado, el futuro, va de una idea la otra, no se concentra, el yoga, y otras técnicas más, te enseñan a estar en el presente. A sentir tu propia presencia, en la Antártida era lo que yo sentía, mi propia presencia en ese paisaje, era muy loco. Como cuando la mente se calla, no hay ruido y estas en el entorno y el entorno está dentro tuyo… Es medio místico lo que te digo. Es una linda comunión cuando estas corriendo en esos entornos, por eso me gusta tanto las carreras de aventura, de montaña, sos vos la montaña, la montaña sos vos, se confunden los paisajes, la mente se aquieta y estas muy focalizado en lo que estás haciendo. Para mí es como que volver a un estado más primitivo, en el cual no hay tanta cabeza y hay más cercanía al entorno, más mimetizado con el paisaje.

Raúl García, de 78 años, y su pareja, Noemí Lama de 69, son integrantes del running team Correr es Lomas. Él arrancó por ella hace dos años y medio, ella, hace ya casi cinco.

Raúl: “Hace cuarenta años que corro, siempre con amigos, nunca solo… es una forma de hacer deporte, salud y amistad, es una cosa fabulosa. Uno encuentra eso en el grupo, lo social. Te terminas haciendo amigo de mucha gente. Para mí el running es salud y libertad, te da libertad para todo, no te pesa nada, no tenés problemas con nada y, además, te da bienestar, te libera la cabeza”.

Noemí: ”Eso es lo más importante, genera endorfinas, y son los euforizantes… entonces no vas a encontrar a nadie depre en los running teams. Yo corro desde los 38 años, ya es toda una vida, forma parte de mi vida. Pertenecer a un grupo te da continuidad, y ayuda mucho a tolerar frustraciones, no es fácil asumir algunas cuestiones y acá el deporte te lo ayuda.”

HORARIOS CORRER ES LOMAS

Martes y Jueves
TM: 8hs TT:19:30hs (team)
Lunes y miércoles
TT: 19:30hs
Sábados
9:30hs (velódoromo, entrada Frias 1115)

Dirección: Molina Arrotea 2200
Punto de reunión: Playa de estacionamiento.

CONTACTO

Web: www.correreslomas.com.ar
Facebook del Team
Twitter: @correreslomas
Teléfono: 1521573107

Autor Federico Cortes

Redactor y editor de Revista Desafíos.
Community manager de Revista Desafíos, FC Producciones, El Desafío Cross Trail y Maratón de Montaña.
Periodista.

Lee además

IVANA FARÍAS: “A PARTIR DE LA SEGUNDA HORA YA DEJO DE SENTIR EL CUERPO Y LO DISFRUTO”

Ivana Farias es una docente muy particular de Olavarría: primer y única argentina en completar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *